miércoles, 21 de noviembre de 2007

Mi club de fans

El otro día, un amigo que ha descubierto este blog a mis espaldas, me comentaba divertido que cuento con un grupo de seguidoras fieles que comentan casi todos mis posts; tienes tu club de fans, se carcajeaba. Por supuesto, no hay tal club ni tengo yo tanta vanidad para imaginarlo. Pero sí es cierto, en cambio, que cuento con un pequeño grupo de mujeres que me leen asiduamente (también yo a las que, de ellas, tienen blog) desde hace ya un tiempito. El roce hace el cariño, y más (por paradójico que parezca) cuando ese roce está hecho de palabras y de abrirnos ventanas, sutiles y dulces casi siempre, entre nuestras vidas. Así que diré claramente que de mí hacia estas mujeres fluyen buenos sentimientos compuestos de cariño, interés, agradecimiento ... Escribo, motivación básica, porque me lo paso bien haciéndolo, porque me apetece y me relaja; no lo hago pues para que me lean ni me comenten. Sin embargo, no es menos verdad que me gusta que me lean y me comenten. Y también es cierto que, cuando publico un post, estoy pendiente de conocer la opinión de mis comentaristas, las fijas del "club". Como decía Marguerite hace poco, echo en falta a la que un día no se presenta (paso lista, chicas) y ha habido ocasión en que he demorado la publicación de una nueva entrada para darle tiempo a alguna que pusiera su comentario. Así que este post lo escribo en agradecimiento a todos los que me leéis, pero muy especialmente a estas pocas y escogidas mujeres a las que, a continuación, nomino individualmente para que pasen por caja a recoger su cheque.

En mi primer lugar Amy, que viene comentándome desde agosto del año pasado (de quienes todavía lo hacen sólo Wendeling es algo más antigua). Nos "conocimos" y enseguida borró su blog; luego tuvo otro que duró poco, muchos sabéis por qué. Siempre que pienso en ella me viene la imagen de una ratoncita inquieta, no me preguntes por qué. Me parece una muy buena niña, con enorme valor y capacidad para ver el lado bueno de las cosas; a veces se pasa de radical, pero es que es muy apasionada ella. Como ella sabe, es la legítima dueña de una sección de este blog.

Luego necesariamente he de mencionar a la dama de las camelias, madrileña mudada recientemente a Marte, la Marguerite. Desborda emotividad, poesía, ternura ... aunque sabe también destilar ironía y cachondeillos. La imagino como una gata de abundante y esponjoso pelaje, de esas que se te acurrucan a la vera, ocupando todo el sitio disponible, y exigen ronroneando sus caricias. Al mismo tiempo, sé que tendría que ser divertidísimo (y muy estimulante) pasar un rato largo discutiendo con ella sobre pasiones y racionalidad (charla regada con abundante brebaje etílico).

También de las primeras es Bella Cobarde, antes además Alysha, quien, aunque sé que me lee casi siempre, asiste menos de lo que me gustaría a las reuniones del club que se celebran en la ventanita de los comentarios. Mujer tajante y contundente, aunque imagino que sus seguridades no son tantas ni tan monolíticas como su tono. Últimamente no mucho, pero en algunas ocasiones anteriores ha habido comentarios suyos que me han dejado en fuera de juego.

Hacia Septiembre de 2006 conocí a Kotinussa, la hermana mayor del club (y aun así más joven que yo, ay), aunque nos perdimos de vista por unos meses para reencontrarnos de nuevo este año. Gaditana austera y algo severa, que escribe de maravilla y siempre te enseña algo (deformación profesional la suya). Con Koti me ocurre algo curioso y difícil de explicar y es que me siento identificado en modos de pensar que fueron míos. Con muchas de sus opiniones siento que disiento pero, al mismo tiempo, pienso que no tanto; como que nos faltara a ambos una vuelta de espiral para encontrarnos.

Una de las socias de tiempo es Júlia, pero su ficha, la que se guarda en el archivo del club, está muy vacía. Así que es la misteriosa mujer catalana que entra y sale de mis ventanitas sin hacer mucho ruido. Habrá que pedirle que se anime a abrir un blog.

Otra que me gustaría que fuera más asidua al club es Eva, una mujer que imagino bella y serpentina, rebosante de fantasía y curiosidades, que aun siendo argentina se mueve por la inquietante y apasionante Nueva York. Por más que no siempre acuda, me visita desde el otoño pasado y yo la he seguido a ella con los ojos como platos y los labios ensonrisados (y a veces, para qué ocultarlo, con una dosis de melancolía envidiosa en el alma). Sé que es otra mujer valiente y confío en que no nos abandone.

Ya iba acabándose el otoño del año pasado cuando me visitó Nanny-Ogg, por aquellos meses todavía una principiante que apuntaba maneras, pero ¿quién habría predicho que se convertiría en la primadonna de la literatura bloguera en tan poco tiempo? Canariona vallisoletaneada por culpa de un husband que, con su preciosa niña, están siempre ahí, de fondo de unos posts que no paran de asombrar con su mezcla de imaginación, humor, ternura y, por supuesto, buena prosa. A la Nanny la imagino serena y equilibrada, pero me guardo un fisco de desconfianza, que vive en Marte y se junta mucho con la Gautier.

Creo que fue a principios de este año cuando conocí a Raquel a través de su anterior blog; enseguida empezó a visitarme y, para mi alegría, en los últimos tiempos con bastante asiduidad. Poco sé de sus circunstancias personales y, sin embargo, tanto sus escritos como sus comentarios a los míos me hacen pensar que comparte muchas de mis maneras de ver las cosas. Lo está pasando mal y, como ya le he dicho, le mando mis mejores deseos. También ella me parece una mujer de gran valentía.

Aunque haga un tiempito que no se la oye por aquí, participó mucho en las reuniones del club una tal Illyakin, mujer que curra siempre corriendo y que suele aparecer en sesiones nocturnas (o eso  creo). Es también de las que exige y, a veces, no se conforma con lo que escribo (y he de aclararme yo mismo para aclararle mis ideas a ella).

La más reciente socia es una loca divertidísima que se hace llamar Zafferano (para quienes no dominen la lengua del Dante les diré que significa azafrán). Todavía estoy en fase de investigación y no me atrevo a caracterizarla porque, desde luego, logra desconcertarme continuamente pero, eso sí, a base de carcajadas. Sin duda, por más de un detalle que se le escapa entre el despiporre marxiano (de Groucho & bros) de sus posts, tiene que ser una persona encantadora y de gran bondad.

Hay, unas cuantas mujeres más, pero no tan asiduas como las citadas por lo que no me atrevo a considerarlas socias del club (qué más quisiera yo). Por ejemplo, Wendeling que es de mi más antiguas visitantes; o Lukre, que viene cuando se acuerda y siempre con prisas dejándome una impresión de revoloteo ... En todo caso, a las mencionadas y las que he omitido vaya mi homenaje y agradecimiento. Y muchos besos, que ya me gustaría dárselos en persona (¿una reunión? Yo con ocho o diez mujeres ... guauuu).


PS: Una canción preciosa sobre el corazón de las mujeres, porque (¿lo he dicho ya?) de lo que estoy seguro sin conocerlas es que todas las mujeres citadas tienen hermosísimos corazones.

CATEGORÍA: Blogs e Internet

20 comentarios:

  1. la verdad que muy honrada por el reconocimiento, y claro que me considero parte del club, y de la primera epoca ademas ... creo que fue mucho antes del otono pasado, desde el verano quizas ... ademas siempre ando dando vueltas por aca, aunque no comente ... besos y gracias por la cancion ...

    ResponderEliminar
  2. Encantada de pertenecer a tu club de fans y muchas gracias por tus ánimos... te aseguro que animan!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo diría que sí, que soy fan tuya desde que te visité por primera vez. Aysss tengo un estigma con eso de que soy buena niña o muy buena persona!!!!! Y yo que quiero ser mala !!jolín!!. Ahora lo de ratoncita mira que me miro al espejo y te prometo por lo más sagrado que el bigote me lo depilo.

    ResponderEliminar
  4. ¿A recoger nuestro cheque, dices? A dejarte un par de besos. Creo que me has definido a la perfección. Yo siempre me he definido como austera y reconozco que soy severa. Te agradezco lo de "escribe de maravilla" y aclaro al resto de tus fans que en la edad sólo nos separan unos pocos días, de forma que no te lamentes tanto.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¡¡¡¡Pero qué vanidosa soy!!!!!!!!!!!! He bajado el post sin leerlo en primera instancia para ver si me nombrabas......... qué lamentable!!!!!!!! :P

    Y por supuesto que me afirmo y ratifico en la pertenencia a este club de fans. Sólo una pequeñísima puntualización....... ¿los hombres no tienen también corazoncito? (Hale, ya te he ponío deberes).

    Besazos. Y la promesa de no dejar de pasar por aquí a leerte y a comentarte por más trabajo y ajetreo que tenga.

    ResponderEliminar
  6. Querido Miroslav, muchas gracias por lo de reciente, aunque no tengo muy claro si soy la más joven... En cuanto a mi locura, te eseguro que es un estado absolutamente transitorio, sólo dura 24 horas pero nada más que una vez al día, así que no hay remedio.
    Me encantaría saber cómo se renueva la suscripción al club porque resulta que llevo todo el día buscando el carnet y no lo encuentro.
    Sólo decirte que me encantan tus pasteles y que escribes muy bien.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. che miroslav.. el beso me lo podes dar cuando quieras,, no es qeu siempre venga con prisas, es que asi es mi vida.. de locos..
    miro como son las cosas que venia a preguntarte si pudiste visitar el Prado este finde cuando viniste y que te parecio..
    mira si me acuerdo de vos..
    Mi vision no es de revoloteo, es que a veces soy de pocas palabras,, o no??
    ni idea.. lo pensare..


    pd: sorry por el anterior se metieron mis perros

    ResponderEliminar
  8. Un placer absoluto el pertenecer a tu club de fans. Gracias, gracias, gracias,... peeeeeeeero (siempre hay un pero).
    Sabes que sigo leyéndote pero que ya no comento tanto y la razón es que es culpa tuya.
    Quizá no te hayas dado cuenta del todo pero el tono de tu blog, desde tus comienzos, ha cambiado considerablemente y para bien, cosa que me encanta y por ello no dejo de leer. Pero si es cierto que ahora te comento menos y... otro día te lo explico.

    Nuevamente gracias y yo, como Zaffe, quiero pasteles.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Jajaja... me ha encantado la descripción, me viene como anillo al dedo, te juro que es cierto, cojo sitio, extiendo el pelaje pido mimos y hasta ronroneo!! no es coña.
    Guárdate el cheque... pero eso sí...tu te encargas de los brebajes abundantes y de los pasteles ;-)

    Un besito
    Marguerite, alias "Mirofan"

    ResponderEliminar
  10. Na, yo no quiero cheque, yo quiero, como Zaffe (por cierto, gracias por la traducción), Bella Cobarde y la gata Gotié (fíjate que yo también me la imagino así a la muy pedorra... perdón, a la encantadora veci...) quiero pasteles y brebajes de esos. Además de que exijo mi carné como miembra del club de fan.

    Ah... por cierto, haces bien guardando ese pizquito de desconfianza... ;)

    Muchísimas gracias. Los besos, ya ves, te los damos cuando quieras.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. No, muchas gracias a vosotras; veo que habéis pasado prácticamente todas y (también) que nadie más se ha atrevido a entrar en la sala del club. Parece que mis intuiciones sobre algunas no han ido muy desencaminadas, lo cual me halaga. Amy: no todas las ratoncitas tienen bigote; Illyakin: no hay ninguna intención orgiástica en este post (¿acaso crees que podría con tantas?), pero en cualquier caso eso no sería pensar mal por no parte, sino demasiado bien; Lukre: no, al final no pude ir al Prado, ¿me haces de guía en mi próximo viaje?; Bella: pues nada, que me lo expliques.

    Y, por supuesto, ya exigiré mis besos a cambio de un trozo de pastel de sueño de muertos. Pero primero he de escribir la receta ...

    ResponderEliminar
  12. miroslav sera un gusto hacerte de guia en el proximo viaje...
    tu avisa...

    ResponderEliminar
  13. nbsp; Me gustaría decir algo, pero puesto que parece que esto es solo para mujeres, me mantendré callado. Tomate unas cañas a mi salud, majete.

    ResponderEliminar
  14. Gulps,glups... que pasas lista? glups... pues a mi me pones un retraso... veo que aqui ha pasado todo el mundo... Bueno, ya estoy aqui... espera que me quito la chaqueta, saco el boli y alla voy...

    Me he alegrado que hayas hecho un homenaje a tus seguidoras y entre ellas esté yo... que bién!, pero como es normal de mi sabes lo poquito que te comento, pero poco a poco se puede ir recomponiendo un puzzle aproximado sobre mi.. o no?.

    Abrir un blog, no creas que muchas veces lo tengo en mente, pero no me acabo de lanzar. Sería poco constante y regular en la publicación de posts.

    O sea que continuaré jugando mi papel de mujer misteriosa "depocoruido"... jajajja... me ha gustado esto....

    ResponderEliminar
  15. Muy agradecido. Un saludo,

    jordi

    ResponderEliminar
  16. Miroslav, no soy una asidua. me has dejado anonadada en el blog de Z..... soy de reacciones tardías y lineal.Cómo me gustaría poder escribir con fina ironía.
    Preciosa canción, amo la música como mi nick indica.
    un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Tienes toda la razón, últimamente, por problemas de tiempo y ocupación, paso menos por el blog. No me pierdo ni uno de tus post, porque cuando paso, repaso todo lo que has escrito desde mi última visita. Eso si, comento menos porque algunos artículos tienen tanto tiempo que considero caducado mi posible comentario.

    Gracias por mencionarme y por descontado, besos de una maia.

    ResponderEliminar
  18. te leo desde bloglines. Son muchas las veces que me he quedado con ganas de decirte algo. pero mi pereza para abrir tu blog y comentarte han podido mas que las ganas de dar mi opinión. En alguna ocasión has comentado en mi blog, lamentablemente no dispongo de demasiado tiempo que dedicar a la red. pero aún así no dejo de leerte. y estar a veces de acuerdo y otras en desacuerdo contigo.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Cuenta con una lectora más, aunque te haya conocido a través de mi blog y tu opinión.

    Encantada de conocer tu revista digital.

    ResponderEliminar