miércoles, 12 de marzo de 2008

Después de las elecciones

Oigo a varios dirigentes del PP explicarnos por qué han perdido. El PP ha crecido en apoyo popular (unos cuatrocientos mil votos en el congreso) y ese crecimiento lo ha obtenido de votantes del PSOE desencantados. Pero como el PSOE también ha crecido (bastante menos, unos cuarenta mil votos), el incremento socialista sólo es explicable con los votos que han perdido los de IU y Esquerra que, para evitar que gane el PP, han votado a Zapatero. El gran experto en estrategias electorales, Miguel Ángel Rodríguez (voz de pito), nos asegura que es una evidencia aritmética, que si simplemente sumamos votos nos daremos cuenta de que, matemáticamente, es la única explicación posible. Si (toma hipótesis en pluscuamperfecto) los votantes de IU y ERC hubiesen votado a sus partidos, el PSOE habría dejado de recibir unos 675.000 votos y, por tanto, el PP habría sido más votado.

En fin, al margen de la cantidad de abusos lógicos que tales simplificaciones plantean, encima el señor MAR suma mal. Porque aún aceptando esa hipótesis, el PSOE habría tenido más votos, pocos más, pero más. Pero lo gracioso es la alegre afirmación de que matemáticamente esa es la única explicación posible. Por plantear sólo la alternativa más obvia, nos basta con imaginar que los cuatrocientos mil votos que ha crecido el PP provengan de votantes que en 2004 se abstuvieron, a lo mejor porque eran muy de derechas y les parecía que Rajoy era demasiado moderado; en cambio, en estas elecciones estaban encantados con la agresividad salvapatrias del líder popular y sobremotivados contra el malvado rompedor de España. En cuanto a los votos perdidos de IU y ERC pueden justificarse aritméticamente asignando unos cuantos a la abstención (en torno a 200.000) y los restantes a partidos distintos del PSOE. Es cuestión de montar una Excel y ponerse a distribuir numeritos: hay menos ecuaciones que incógnitas, así que se pueden obtener infinitos resultados válidos.

No digo -quede claro- que piense que esta hipótesis sea cierta (tampoco me importa). Lo que quiero resaltar es que matemáticamente tan congruente es decir que de la comparación entre los resultados de las dos últimas elecciones se deduce un desplazamiento de ambos partidos hacia la izquierda, de modo que el PP es más "centrista" que antes y el PSOE se ha radicalizado recogiendo el voto de los ultras comunistas, como la inversa: que el PSOE sigue más o menos en donde estaba (en cuanto a la distribución ideológica de sus votantes) y en cambio el PP ha crecido por los votos de los más radicales reaccionarios fascistoides. Claro que ¿desde cuando se preocupan los políticos por mantener un mínimo rigor en sus análisis, sobre todo cuando lo que pretenden es manipular a sus oyentes?

Pues nada, parece que la nueva tesis oficial del PP (extraño bálsamo para la derrota) es que están gravemente preocupados por un Gobierno que "necesariamente" ha quedado hipotecado a las posiciones más radicales de izquierda. Menos mal que yo, previsor, he ingresado la mayor parte de mis cuantiosas riquezas en un banco de Liechtenstein, antes de que lleguen los rojos y nos coman crudos. En fin.

Paso a otro tema que a cada nueva elección vuelve a irritarme (se me pasa pronto): la tremenda injusticia del sistema electoral español que, por mor principalmente de las circunscripciones provinciales, hace que no todos los votos sean iguales (y, quien no lo sepa, que se ponga a dividir el coste en votos de cada diputado). Ya sé los argumentos de quienes defienden el sistema (tienen que ver con la necesidad de propiciar la gobernabilidad) y también sé de que todavía hay sistemas más "injustos". Pero eso no me consuela y, aunque la democracia no sea sólo derecho a voto e igual valor de éstos (aunque a veces me asaltan tentaciones elitistas), tal igualdad parece un requisito mínimo. Valga que admitamos correcciones y ajustes, pero éstos nunca deberían traer como resultado que IU reciba dos escaños cuando, de haberse votado en circunscripción única que es como todos los votos, en principio, valdrían lo mismo, habría obtenido 14. Es decir, el sufragio de la inmensa mayoría de votantes de IU no ha valido nada porque no se podía sumar a los mismos votos en otra provincia. A quien tenga curiosidad, le recomiendo esta página donde el autor explica muy pedagógicamente cómo funciona esta perversión electoral.

El caso es que leo esta mañana declaraciones del máximo dirigente del Partido Socialista Canario, Juan Fernando López Aguilar, canarión muy odiado en esta isla de enfrente (me atrevería a decir que ni siquiera lo quieren demasiado los tinerfeños del PSC), en las que arremete contra la tremenda injusticia del sistema electoral canario. Se queja el ex-ministro y ex-candidato a presidente de Canarias de las desigualdades tremendas que genera en el valor de los votos; lo que pasa -añade- es que favorece a Coalición Canaria y por eso no están dispuestos a cambiarlo, como harían si tuvieran la mínima convicción democrática. A preguntas del periodista, "aclara" que ciertamente el sistema electoral nacional tampoco es suficientemente igualitario pero, en su opinión, no es lo mismo (es decir, no debe cambiarse) porque ha demostrado funcionar estupendamente durante treinta años y, además, no es tan injusto como el canario.

Bueno, el qué tan bien haya funcionado durante estos treinta años supongo que dependerá de a quien se lo pregunten. Llamazares seguro que disiente; no así los del PSOE o del PP que, entre los dos, disfrutan en estas elecciones de 28 escaños más de los que les corresponderían en equidad aritmética. Y en cuanto a que el canario es más "injusto", ciertamente Juanfer tiene razón (hay una sobrerepresentación excesiva de las islas menores) pero, siendo él, como tanto declara ser un hombre de firmes principios democráticos, mosquea que aplique criterios cuantitativos. ¿A partir de qué grado de desequilibrio en la proporcionalidad entre votos y escaños el sistema deja de ser democrático? Desde luego, parece mucho más verosímil pensar que los políticos (todos) tienden a preocuparse por fomentar la democracia sólo cuando los resultados electorales no les son propicios.

Por lo menos, me queda la esperanza (¿ingenua?) de que en los últimos tiempos oigo con más frecuencia que antes voces que protestan contra el sistema electoral.

CATEGORÍA: Política y Sociedad

14 comentarios:

  1. Una persona un voto.
    Como una persona obesa no pesa lo mismo que una delgada, su voto no puede valer lo mismo.
    Conclusión: que el valor de cada voto se establezca en función de los kilos que ostente quien vota.

    ¿Qué pasa? ¿No es lo mismo?

    Pues siempre me lo ha parecido.

    Estoy contigo. ¿Dónde y cuándo organizamos la plataforma ciudadana?

    Besazos.

    ResponderEliminar
  2. Como creo que ya sabes, este es un asunto que me enerva.

    Hay decenas de posiciones dominantes que se adquieren con las mayorias. Además de la que tu has contado está el asunto de la justicia y la elección de jueces en CPJ o tribunal constitucional, el chanchullo de la financiación de partidos, la práctica "invasión" de medios y empresas públicas, etc..

    La única solución. Que algún día un tipo con suficientes agallas sea capaz de ganar y, desde el poder, prácticar el sano ejercicio de deshacerse de esta parte de él.

    Zapatero prometía algo en este sentido cuando ni él mismo pensaba que iba a salir y pasado los años no ha movido un dedo al respecto.

    Llamazares llora su suerte pero me apuesto lo que quieras a que si en un universo paralelo IU alcanzara una mayoría, no cambiaba nada.

    Un ejemplo: hubo un tiempo hace mucho que el PP decía que Canal Sur era una estupidez y una perdida de dinero y totalmente inecesaria. Se acercaban las elecciones y la gente en Canal Sur estaba inquieta por si ganaban los del PP y perdian su trabajo. Yo hable con un tipo que trabajaba en Canal Sur y era intimo de un alto cargo del PP por entonces y este le dijo alg asi como "Tranquilizate hombre, ¿tu crees que el PP va a perder la posibilidad de tener un medio afín y además colocar a cincuenta directivos con sueldazos?".

    En cuanto al asunto primero de tu post es curioso porque yo ayer estaba pensando mientras escuchabas a sesudos analistas políticos explicar clarísimamente de donde habian salido los votos de cada cual, lo fácil y cómodo que es explicar el comportamiento de la gente según te apetezca.

    Por cierto, me llama la atención que el partido de Rosa Diez hubiese conseguido cinco diputados.

    ResponderEliminar
  3. Los que hablan de democracia como algo consolidado y logrado; esto es, prácticamente todos, no son de fiar, porque la susodicha es una aspiración que marca una tendencia, como la justicia o la libertad, pero no, ala, ya tenemos democracia...

    ResponderEliminar
  4. La de M.A.R. es una justificación tonta, aunque posiblemente necesaria para tranquilizar a su parroquia. Es tan simplista que ni él mismo se la cree.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, ya tenemos servida la nueva teoría pepera para intentar rebajar el éxito socialista, y no sólo se la he escuchado a MAR (que, por cierto, me pone de los nervios) sino ha otros muchos peperos.

    A mí siempre me ha parecido injusto el sistema electoral pero mientras los dos grandes partidos, los dos únicos con opciones a gobernar, salgan beneficiados dudo de que llegue a cambiarse.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy censada en una ciudad muy pequeña donde todo aquello que no sea PSOE o PP no obtiene votos suficientes para un escaño, así que, si no quiero votar a ninguno de estos dos, me ahorro el viaje y el voto inútil.

    Yo, como mujer de principios de siglo que soy, reinvindico mi derecho al voto!

    ResponderEliminar
  7. Yo, de momento, me conformaría con que hubiera listas abiertas. Eso ya me parecería un gran avance.

    Me fastidia enormemente que en provincias te coloquen como cabeza de lista a un fulano que, en el mejor de los casos, tiene la "estrecha relación" con la provincia de pasar varias temporaditas de sus vacaciones de verano en una urbanización de lujo. Es lo que ha pasado en esta ocasión, colocando a Rubalcaba de cabeza de lista por Cádiz. Cuando ha aparecido por aquí a pedir votos (creo que es la primera vez en la vida que pisaba la capital), los periodistas tenían prohibido hacerle preguntas sobre los problemas de la provincia.

    ResponderEliminar
  8. Existe la perversión de la Ley Electoral, de la Ley D´Hondt y de los electores.
    La Ley hace que no todos los votos valgan lo mismo lo que suena hasta a incostitucional ya que no todos tenemos la misma fuerza a la hora de elegir.
    El sistema de recuento favoece a los más votados por lo que una vez más los votos no valen igual y los Grupos Mayoritarios con menos votos sacan más representantes.
    Y el votante en vez de pretender dismnuir estas injusticias, las fomenta con el voto útil. Se oye eso de yo votaría a... pero sería tirar el voto, así que voto a los grandes que eso hace que mi voto sea útil.
    El resultado de las elecciones es la suma de las tres circustancias y no podemos dejar al lado un nuevo atentado que también ha incidido en el resultado.
    Los que pensaban que el PSOE se había equivocado en la política antiterrorista al tener un asesinado en sus filas, han olvidado los errores.
    Desgraciadamente los terroristas tambien han "votado" elegiendo a su víctima porque si la víctima llega a ser d elos otros el resultado también hubiera sido distinto.
    Quientiene ue cambiar la Ley es el partido que gobierna y nunca le convendrá a quien gobierne cambiar la Ley.
    Esperemos que IU y UPYD alcen la voz lo sufieciente para que todos los votantes vean loinjusto del sistema y al menos dejen de ser tan útiles...

    ResponderEliminar
  9. Con lo que voy a decir no quiero que se entienda que no esté de acuerdo con que la ley electoral se reforme y se haga una circunscripción única donde cada voto valiera exactamente eso. Lo que yo me pregunto es si cada español está preparado para afrontar las consecuencias que se deriven de acto. Tampoco quiero decir que las consecuencias vayan a ser malas, sólo digo que habrá consecuencias y habrá que afrontarlas. Digo esto porque la democracia al fin y al cabo sólo es una forma política, no es la fórmula para evitar problemas, para que las cosas salgan correctamente y los españoles hemos dado muestras de que quizá, tal vez, en nuestras pretensiones democráticas luego no somos capaces de aceptar de buen grado las consecuencias que tienen. Y me refiero a la guerra de Irak, nos levantamos todos en contra de un gobierno porque no queríamos esa guerra. Todos o una gran mayoría absoluta, al fin y al cabo la democracia es tomar las decisiones con arreglo a las mayorías. Sin embargo ahora hablamos de que en nuestro país en estos últimos cuatro años se ha resentido la política exterior. Como si eso fuera un hecho aislado y no fuera consecuencia de la venganza personal de EEUU por nuestra decisión democrática de retirar las tropas de esa guerra.

    Tampoco entiendo el miedo político que pueda tener un partido que esté en el poder por hacer una reforma de corte democrático de esa ley porque el coste de escaños que le supondría a nivel de voto sería resarcido por la credibilidad que obtendría ante la gente que precisamente luego irá a votar con la satisfacción de que su voto puede ser libre e igualitario.

    ResponderEliminar
  10. un tipo raro y suicida14 de marzo de 2008, 9:04

    Raquel,

    YO creo que todas las mujeres tienen derecho al voto, lo que me parece ya demasiado es que se los cuenten.

    ResponderEliminar
  11. Tipo raro,

    No te engañes, tú no crees eso, pero como llevas un día entero ejerciendo y practicando el buen rollito, lo entiendo... Es tu carácter.


    PD. Tenía puesto el cronómetro de la cuenta atrás ¿llegará fiel a su cita con la rana el escorpión?... pues sí llegó.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo, amigo Miroslav, independientemente de que IU necesite una renovación o no, yo no pienso jugar más. NO pienso votar hasta que no se cambie la ley electoral. Sencillamente no juego con tahúres. E invito a todos los que nos consideramos de izquierdas a que lo hagan, pero movilizados. Si gana el PP pues que gane. La batalla vuelve a la calle como han hecho los fachas del obispero la legislatura pasada y como puede que vuelvan a hacer esta. Pero es que nosotros mismos el par de millones aproximadamente que formamos ese colectivo de izquierdas con deseos de cambios auténticos en el diseño del mundo les estamos regalando esas batallas. Nos jodemos todos porque la mayoría de la gente de este país no está por mantener y consolidar los avances sociales que tanto costaron y la necesidad de extender a todo el planeta el estado de bienestar que hemos conseguido el 20% de la población. Pero los que sí estamos por eso debemos luchar en la calle, en los medios y en nuestra vida privada para conseguir unificar esfuerzos. Con Izquierda Unida renovada o con otra formación que garantice la lucha por esos objetivos. Pero en igualada de condiciones. Sin permitirles trampas de coriáceos tahúres del Mississipi político. UNA PERSONA UN VOTO. La igualdad de valor del voto es una condición indispensable para que la democracia sea eso: gobierno del pueblo. Y no gobierno de los fulleros.

    Pero es que además puede que el PSOE sea un partido grande, pero desde luego es un partido estúpido. La lógica, no ya democrática, sino meramente utilitarista le dice claramente que le interesa más una o varias fuerzas de moderado tamaño a su izquierda que favorecer a unas formaciones nacionalistas de esencia reaccionaria dotadas de una insaciable voracidad egoísta.

    Saludos desde la desolación de la quimera.

    ResponderEliminar
  13. Oiga caballero, hay que ver lo que se lee en este cacharro. Si es que todos son rojillos de solemnidad y tar.
    Es que no apoyan de verdead a nuestra gente y así nos va a los autenticamente aborígenes que cada día estamos más invadidos de indeseables y tar cuar.
    Unámonos contra el godo con nombre raro

    ResponderEliminar
  14. Escribo desde una provincia donde un voto vale muchas veces menos que en una provincia más pequeña. Eso también es injusto: que un diputado en Ceuta cuesto 10.000 votos y en Barcelona 60.000 (cifra a ojo,porque no tengo datos exactos). También es injusto que te metan en las candidaturas gente que no hace nada más que militar en un partido, gente que no gusta a los votantes y que nunca los elegirían si fueran en listas abiertas. También es injusto que la constitución prime al varón sobre la hembra, que todos los cargos se refieran a hombres y que en treinta años nadie se atreva a modernizarlo.
    Lo que, de otra parte, no entiendo, es que los votantes se quejen de los resultados cuando han practicado el "voto util". Si hay bipartidismo no tienen la culpa solo los partidos, también la tiene los que no han votado a otros partidos. ¿Por qué los catalanes han dejado de votar a Esquerra? Será por que no le gustan sus propuestas, digo yo.
    En cuanto al señor ese, el Miguel Angel, que sepan que se está forrando con una empresa de comunicación que tiene, haciendo trabajitos para las administraciones regidas por el PP. Además de los mcuhos sueldos que debe cobrar de las televisiones, porque cada día tiene una tertulia en una emisora distinta. Y hay que oír sus diatribas y sus chascarrillos: Lo menos que te hace pensar es que de inteligencia está bastante corto. Pero, eso sí, tonto pero forrado.
    Y para finalizar: señor jonatan, ¿usted es de los que todavía piensan que los rojos tienen rabito de demonio? Pues no, oiga, son personas tan respetables y tan capacitadas para pensar y opinar como los señores de la derecha.
    Un saludo para Miroslav.

    ResponderEliminar