miércoles, 6 de agosto de 2014

Renovando el carné de conducir

Arribado mi quincuagésimo quinto aniversario cayó también la caducidad del carné de conducir (del brevete, como dicen en Perú), un lustro después de su última caducidad. Entonces, al cumplir cincuenta años, pensé que Tráfico sospechaba que mi decrepitud podía impedirme manejar un vehículo motorizado y que ya sólo me permitiría hacerlo previa comprobación de mis facultades cada cinco años. Pasados cinco años (en un plis plas) había pues de repetir el examen, pero sorpresivamente descubro que ahora los de la DGT me han doblado el margen de confianza: podré seguir guiando automóviles hasta los 65, edad a la que espero contar ya en plantilla con una choferesa profesional de espectacular belleza a cargo de mi futura limusina. O quizá no.

Total que el lunes, fecha última de validez de mi permiso, me presenté en uno de esos establecimientos reconocidos por Tráfico para las renovaciones, con la fortuna de que no había ningún cliente. Tras pagar unos sesenta euros me invitaron a realizar el examen psicomotriz, dos ejercicios muy inteligentemente diseñados para comprobar las imprescindibles aptitudes de todo conductor. Por cierto, la normativa que regula estas pruebas es el Real Decreto 818/2009 que, en su anexo IV, detalla las "aptitudes psicofísicas" requeridas (todas referidas a aspectos médicos); pues bien, no se me alcanza cuál de esas aptitudes se verifica a través de los dos tests que me hicieron y paso a describir.

Las dos pruebas se hacían con un aparatito tal como el de la imagen. La primera (que tras investigar un poquito se llama test de velocidad de anticipación). En la pantalla aparece una bolita roja que se va desplazando linealmente hasta que llega a un cuadrado negro y deja de verse. Hay que suponer que sigue a la misma velocidad y se trata de apretar un botón para detenerla cuando uno cree que está al final del cuadrado. Se supone que el objetivo es evaluar las posibles desviaciones perceptivas que de la velocidad tenga un sujeto. Según mi examinadora yo paraba la bolita demasiado pronto y me hizo repetir la prueba. En la segunda vez hice trampa: estimé que la distancia a ciegas era la mitad de la visible y fui contando mentalmente. Aún así, seguí deteniendo la bolita demasiado pronto, pero me dio el aprobado raspado. Hay que reconocer que esta prueba simula muy bien varias situaciones que se presentan a los conductores con harta frecuencia. Cuántas veces yendo por una autopista a 120 nos hemos encontrado con un coche delante a 80 y de pronto nos metemos en un túnel, ambos coches sin luces. Los que aprueban con nota este test mantendrán sin miedo la velocidad para frenar a oscuras justo antes de empotrarse con el lentorro de delante.

La segunda prueba tiene por finalidad evaluar la coordinación "viso-perceptivo-motriz" del sujeto para llevar simultáneamente el control de una tarea diferente con cada mano de forma independiente, procurando que las acciones realizadas con una no influyan sobre la otra. Dos bolitas en paralelo se desplazan sobre unas bandas que simulan la carretera y se van curvando de distintas formas y distintas entre sí; con cada mano se puede desplazar en horizontal cada una de las bolitas a fin de que ambas se mantengan siempre en las bandas. Puñetero y estresante ejercicio, y más porque cada vez que se rozaba el margen de una banda el ordenador soltaba un irritante pitido. Aunque me quedé con la impresión de que lo había hecho bastante peor que el otro, parece que no, que mis errores (y la rapidez con que los corregía) estaban dentro de los niveles aceptables. En este caso resulta más difícil imaginar que supuesto real simula, como no sea la interesante situación de conducir dos coches a la vez por carreteras paralelas pero de distintos trazados. He de confesar que todavía no me he visto en tal embrollo.

En fin, que pasé las dos pruebas psicomotrices pero con la autoestima muy baja; y menos mal que no me sometieron a otras más que ahora descubro que guarda ese maldito software para reconocimientos de conductores. Imagino que los chavales acostumbrados a las consolas lo tendrán bastante más fácil, pero es que a mí nunca me atrajo ese tipo de jueguecitos. Si lo hubiera sabido, habría entrenado; seguro que en internet se pueden encontrar simulaciones online de esos tests (aunque en un primer rastreo no lo he logrado; me habría gustado ponerlos en este post). Bueno, menos mal que el concienzudo examen médico que siguió a tan frustrante experiencia (detectar un pitido con unos auriculares, leer las letras del típico cartel de oculista y toma de tensión) reveló que gozo de una excelente salud. Bueno, conseguí lo que quería: ahora tengo una década para hacer los castings para choferesa.

 
Drive my car - Memphis All-Stars (Fried Glass Onions, 2005)

8 comentarios:

  1. Dices sobre la segunda prueba (que yo también pasé hace unos meses por las mismas razones y con la misma penosa sensación de patoso que tú): " En este caso resulta más difícil imaginar que supuesto real simula, como no sea la interesante situación de conducir dos coches a la vez por carreteras paralelas pero de distintos trazados. He de confesar que todavía no me he visto en tal embrollo.. Pues es el caso, amigo Miroslav, que no, no simula nada real, como humorísticamente dices, solo intenta testar la coordinación y/o interferencias de los dos lóbulos o hemisferios cerebrales izquierdo y derecho, que como sabes coordinan en 'cruce' las zonas motrices inversas: el hemisferio izquierdo, más desarrollado en la mayoría de nosotros, controla la motricidad derecha, y en los zurdos, el hemisferio más desarrollado, el derecho, coordina brazos y piernas izquierdos. Ahora bien, un test tan rudimentario como superado, porque como bien intuyes se supera con entrenamiento, por ejemplo el de las consolas de videojuego. Sin embargo, ciertas formas de senilidad neural se perciben bien con este test, por ejemplo los inicios del Parkinson.

    ResponderEliminar
  2. Ya, ya deduje que ni esa ni la otra prueba pretenden simular situaciones reales. Y también estoy dispuesto a admitir que quienes hayan diseñado estos tests lo han hecho para detectar disfunciones en aptitudes necesarias para la conducción, en el loable objetivo de que no se pongan al volante conductores que puedan poner en grave riesgo la seguridad vial. Has de entender este post, Lansky, como un inocuo desahogo a esa "penosa sensación de patoso" que sufrí. En todo caso, lo que seguro que compartirás conmigo es que no da la impresión de que los exámenes sean lo mínimamente serios para garantizar el objetivo que se pretende (pero no me quejo, que lo único que yo quería era saalir con el carné renovado).

    ResponderEliminar
  3. Cuando me saqué el carnet hace cinco años, no hice el de la bolita. El otro sí, y aunque me dio la impresión de haberlo hecho mal, la médica responsable del test opinó que mi coordinación era magnífica. Y sí, la única razón de mi aparente éxito es mi pasión por los videojuegos, como comentó mi padre a la salida.

    A ese respecto, en Kongregate y en otras páginas hay cierto tipos de juegos en los que tienes que hacer diversas acciones al mismo tiempo. Este, por ejemplo, es bastante difícil.

    http://www.kongregate.com/games/icylime/multitask

    ResponderEliminar
  4. Entendí que era un desahogo por supuesto, Miros, no sólo lo entendí, sino que como te he comentado, lo comparto, pero tú has de entender la habitual (¿mala?) costumbre de los comentarios que no entran al fondo del post o de las intenciones del bloguero de turno,sino que lo usan de pretexto para decir lo que quieren, y así es más divertido este mundo y se parece menos a un congreso con comunicaciones y ponencias y más a un intercambio libre de vaciladas de las que a veces, al menos yo, se divierte uno y hasta se aprende algo

    ResponderEliminar
  5. Ni tengo coche ni la menor intención de comprarme otro porque detesto conducir y lo he hecho siempre bastante mal.

    No obstante sigo yendo a renovarlo porque nunca se sabe, pero lo hago con tal indiferencia a lo que salga que lo hago siempre bien: lo de la bolita y lo de las dos carreteras...
    La señorita me dice 'está usted hecho un hacha'. - Gracias, muchas gracias.

    Y no sabe que sigo manteniendo el carnet para (oh trampa) para decir que conducía yo cuando han trincado a alguno de mis amigos o a mi hermano.
    No se mosquean los de Tráfico porque una vez 'me pillaron' conduciendo un mismo día en Málaga y en Madrid casi a la vez...

    [Miros ¿Tendrás un huequito para mandarme lo que escribiste hace tiempo sobre la independencia de Cataluña?

    Desde que me cambiaron el PC y la nueva versión de Windows me perdí un montón y no sé encontrar aquél post tuyo. Te lo agradeceré.]

    ResponderEliminar
  6. Ozanu: No sólo tenéis ventaja quienes habéis crecido dándole a los videojuegos, sino que estoy seguro de que estas pruebas las han diseñado los mismos. Cuando yo me saqué el carné (hace 37 años) no las había.

    Grillo: Como saben que haces bien el test de las dos carreteras, a los del Tráfico les pareció posible que condujeras a la vez en Málaga y en Madrid.

    En cuanto a lo que me pides, aunque no sé exactamente a qué post te refieres, he hecho un repaso al blog y te pego a continuación las url de los post en los que se habla de Cataluña y nacionalismo.

    http://desconciertos3.blogspot.com.es/2013/10/ya-ya-pero-la-soberania-donde-reside.html
    http://desconciertos3.blogspot.com.es/2012/09/la-independencia-de-cataluna.html
    http://desconciertos3.blogspot.com.es/2012/07/confesion-personal-de-nacionalismo.html
    http://desconciertos3.blogspot.com.es/2012/06/sobre-lengua-y-nacionalismos.html
    http://desconciertos3.blogspot.com.es/2011/10/yo-no-me-siento-espanol.html

    ResponderEliminar
  7. Jaaaaa. Sacas a pasear tu humor surrealista.
    A Fernando Trueba le dije un día, en distendida charla sobre ese tema, que él sí que tendría que hacer bien lo de conducir las bolitas por dos carreteras distintas. Me dijo que era la millonésima vez que se metían con su estrabismo, pero que esa era la ocasión más inesperada.

    Gracias por pasarme esos links. Creo que te dije que me pareció estupendo el post sobre Cataluña y el independentismo y me venía muy bien para una discusión que me traía aquellos días con unos amigos catalanes. Lamentablemente el tema sigue igual de vigente,. O quizás más candente todavía. Gracias, gracias.

    [Tengo un post preparado sobre la 'cosa' entre judíos y palestinos. Lo repaso y trato de pulirlo un poco, porque dejo al 'pueblo elegido' a caer de un burro y a los sionistas en el lugar que merecen. Hay frases en las que me podrán tachar de 'racista' (?)
    Pero es que ya se están pasando demasiados 'pueblos' a mi entender.
    Esperaré a que vuelva de sus vacaciones mi hijo/copiloto porque quiero incluir algunas imágenes y sigo sin saber cómo se hace eso.]

    ResponderEliminar
  8. Por si alguien quiere practicar el ejercicio :)
    http://bit.ly/2yukHgN
    http://apple.co/2yA4Yuj

    ResponderEliminar